El Congreso de los Estados Unidos está revisando sus leyes antimonopolio que podrían llevar a la disolución de gigantes tecnológicos como Amazon, Apple, Facebook y Google.

Las medidas pretenden frenar el control que estas empresas tienen sobre el comercio online, la distribución de software, las redes sociales y las búsquedas en internet.