El valor del bitcoin se ha multiplicado por 10 en los últimos dos años pasando de 6.000 euros a 57.000 euros actuales.

Hay miles de criptodivisas diferentes, pero no hay consenso sobre el número exacto.  Se habla entre 5.000 y 12.000 valoradas en unos 2 billones de dólares.

En realidad hay muchísimas más porque muchos productos de criptografía no son monedas y muchas criptodivisas son demasiados pequeñas para ser utilizadas en intercambios.

Muchos criptoproductos son simple tokens que representan propiedad en organizaciones.

También están los NFT que son fichas únicas no fungibles que se han utilizado para representar la propiedad de cosas como las obras de arte digitales.

Pero éstos son un ejemplo pequeño del total de aplicaciones que pueden ser generadas con tecnología de criptografía y blockchain.

Su interés viene determinado por los rendimientos de las inversiones pero sin duda su gran beneficio se debe a que cuando funciona el cripto no tiene fricciones y, por lo tanto, crea una forma muy eficiente de transferir y compartir valor entre personas y empresas mejorando la inclusión financiera.